Red House

Construida en 1859, encargada por William Morris.
Es de destacar la distribución que se realiza en el interior. Se buscaba conseguir la máxima luz en el interior, todas las habitaciones tienen luz natural, también es destacable la distribución y forma de las habitaciones que responden a las necesidades de los propietarios. Por estos motivos es considerada la primera casa moderna de la historia. Se adapta al medio, los diseños recuerdan un mundo medieval y vegetal.

Red House, encargo de William Morris

Red House, encargo de William Morris

Evitaron seguir cualquier estilo y se centraron en la utilidad de la vivienda. La casa se concibe como una obra capaz de ser modificada si aparecen nuevas necesidades.
Por otro lado, la importancia de la Red House se debió a que en esta época y debido al movimiento Arts & Crafts, se buscaba un lugar donde producir el arte, y esta casa fue un espacio de manifiesto práctico con la que impulsar la revalorización del trabajo artesanal frente a la deshumanización de la producción industrial que se estaba empezando a vivir en la época.
La obra refleja la admiración por la autenticidad y humanidad de los métodos constructivos medievales. Sin embargo, no es una vuelta al pasado, sino una ruptura radical con la arquitectura de la época lo que la hace precursora de la arquitectura del siglo XX.

 

Fue la primera obra arquitectónica del grupo Arts & Crafts. Interiormente fue decorada con pinturas murales y vitrales. Morris quería una casa y también un “Palacio de las Artes” en el que él y sus amigos pudiesen disfrutar produciendo obras de arte. La obra refleja la admiración por la autenticidad y humanidad de los métodos constructivos medievales.

Está construida en ladrillo rojo cálido sin revestimientos, con un techo de tejas, facilitando la adaptación al medio que les rodea. Los autores evitaron seguir cualquier estilo y atendieron sobre todo a la utilidad práctica de la vivienda. El aspecto exterior del edificio surge directamente de la creación de los volúmenes necesarios para cumplir las funciones interiores. En el interior predominan la madera, los azulejos y el vidrio, materiales naturales que le dan un ambiente acogedor. Los diseños recuerdan un mundo medieval y vegetal.

Es considerada la primera casa moderna de la historia por dos motivos:

–    Se buscó conseguir la máxima luz natural en el interior, que todas las habitaciones tuvieran.

–    Por su distribución y forma de las habitaciones, que respondían a las necesidades de los propietarios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s